miércoles, 15 de diciembre de 2010

Morir para vivir*

He descubierto la forma para estar juntos, mirarnos, saborearnos, sentirnos, percibir la mezcla de nuestros peculiares aromas. Ese es el medio perfecto para por fin apresarte con tu voluntad y decirte, sin recurrir a los deslices exactamente lo que significas para mí, si me amas no te arrepentirás de nada.
De esa forma ese suplicio al que estamos destinados terminará, porque aquí, donde me encuentro todo está mal, tu recuerdo se roba mis ganas de experimentar lo desconocido y mi vida se vuelve mierda; no es tu culpa, tú ni siquiera sabes, y puedo asegurarte que, allá donde tu estas jamás será tan divertido como lo sería si estuvieses conmigo.
No necesitaremos maletas a donde vamos, esa muda que llevaremos puesta es suficiente, igual no la usaremos todo el tiempo; ni alimentos, viviremos de nuestro amor, tampoco necesitaremos pulso, ese lugar al que vamos está fuera de este mundo.
Solo di que si, te cantaré canciones todas las tardes, y pondré flores en tu cabello azabache, te daré la nube más esponjosa para que te eches en ella…
Nuestra pena al igual que nosotros morirá y viviremos como debemos. Juntos.
Sé que quieres un poco de eso…quizás solo un poco, igual será suficiente para mí.
Morir mañana jamás será tan bueno como morir hoy.

1 comentario:

Muérdeme dijo...

Hell yeah!
tantnantnan Me encanta, suena como... no quiero decir :)
Keep on it ;)

COMIDA COMIDA COMIDA!
sin la D.