domingo, 23 de octubre de 2011

Gato rojo, Flor negra.

-Tengo claro que mi señor no tiene mucho dinero; por ahora. Hoy me trajo un pedazo de mortadela que no se comió en su almuerzo. Mi señor es muy considerado, yo por el contrario no le guardo ni la cola del ratón que encuentre merodeando por ahí.
-Estoy cansada de estar en constante contradicción conmigo misma. Cada vez que veo uno de esos ‘’Picky fingers’’ entro en pánico, si me elige me cortarán mi extremidad inferior por lo que moriré en cuestión de días y mi cuerpo se desvanecerá lentamente; por otro lado, si dejo de ser bella nadie me elegirá y estaré destinada a permanecer sin ser contemplada por ojos maravillados de mi perfección.
-Mi señor cuando consigue 1700 pesos, que es la ganancia que obtiene por vender 34 periódicos diarios, compra una botellita de kétchup, me encanta la kétchup, sería feliz lamiendo kétchup toda mi vida…
-El día llegó, me han cortado y ha sido terrible. Me encuentro adornando la mesa de trabajo de una secretaria. Por dignidad me mantengo erguida el más tiempo posible… hubiese querido ser comprada por una bella mano suave y descolorida, a ser partida de afán cruelmente y regalada a una fea secretaria con un grano en la nariz.
-Tengo hambre. Hace unas horas mi señor estaba en la sala con aquellos señores hablando de negocios cuando mi señor se tiró en el piso y habló con los señores desde allí. ¡Qué mal educado es mi señor! Por eso no consigue un buen trabajo.
-Otro día más, estoy débil…  no hay ojos que me observen, solo esa fea nariz que me olió cuando fui entregada fue lo más cercano a popularidad que tuve.

-Los señores se han ido, fui a ponerle cantaleta a mi señor ¡Es que ya tengo hambre! Sigue ahí acostado el muy sinvergüenza, me acerqué para despertarlo y…

-Hoy se han caído 6 pétalos y ya no soy roja, soy vino tinto…
-¡Mira nada más! Me ha servido ya, y yo quejándome de su irresponsabilidad, soy un mal amigo… ¡él se ha esmerado por comprarme kétchup en cantidad industrial!
-Hoy solo soy un tallo, sin hojas, sin pétalos, sin color, sin olor, sin belleza…
-Mi señor olvidó servirme en un plato pero al menos no se comió toda mi kétchup, según veo parece que se tiró encima de la kétchup para comérsela y se ensució todo el uniforme de trabajo.
-Ya no soy yo.
-Aunque la kétchup tiene un sabor a oxido me la he estado comiendo, mi señor sigue durmiendo encima de mi preciada adicción, le he lamido varias veces para que me deje terminar de comer la kétchup debajo de su espalda pero no se despierta el muy canalla…
-Solo soy…
-Tengo kétchup para unos días más, me volveré rojo de tanto comer kétchup…
-Soy una flor negra, no tengo lugar más que en la basura.

1 comentario:

AnonimousGen dijo...

NO SE EXACTAMENTE QUE, PERO ME HA PARECIDO HERMOSO ESTE TEXTO
EL GATO ROJO Y LA FLOR NEGRA

muchos exitos sigue asi!