miércoles, 7 de diciembre de 2011

Un juego de infante.


Está noche he estado pensando en ti, te estoy queriendo cerca.
Me estoy castigando y por eso planeo dejarte ir, así sin más…
Y te entiendo, yo habría hecho lo mismo si fuera tú. Tiene que ser así hasta que sepa  cómo se hacen estas cosas, porque lo que recuerdo de mis relaciones que son muy pocas, son inseguridades.
Era eso lo que creí ver en este otro chico. La posibilidad de una relación verdadera, donde hubiese  amor real y dejarnos llevar sin pensar demasiado.
Cuando quería decirte que sentía, allí estaba mi inseguridad quitándome las ganas
Montones de tonterías que ni al caso, me aferraba en cualquier mínimo hecho que no dejara ocurrir algo lindo entre los dos.
Muchos momentos eran incómodos sí, soy tozuda, me va eso de andar elevada y todo  el tiempo entablo conversaciones conmigo misma en los momentos menos indicados.
Obvio luego de cada salida cabeceaba sobre mi actitud, me reía sola de  ver cómo me soportabas, no te veía muy enamorado pero me duraste más que otros que decían lo mismo aunque claro, fui muy linda contigo… ya te imaginarás como le fue a los que dejé pasar también.
Pd: Aprovecho para decirte que tocarme la mano mientras manejabas no me hacía sentir  mariposas en mi estómago, ni me erizaba, pero cerraba los ojos y suspiraba magícamente… ahí te queda de estrategia y tales.

4 comentarios:

Eri55 dijo...

¡Wow! ¡Genial, un texto genial! ¡Maravilloso! Besitos desde:
www.quieresentrarenmidiario.blogspot.com

Stupidbear dijo...

Qué hermoso texto!! Un poco melancólico, pero sobretodo me pude proyectar en algunas cosas que mencionaste (como aquello de la inseguridad) escribir siempre desahoga, y tu te has desahogado de una manera muy especial.

Saludos!!

Diana Jazmin dijo...

HOLA MUY BONITO TU BLOG , VISITAS EL MIO? TE ESPERO :)

NOS SEGUIMOS? AVISAME CUANDO YA ME HAYAS SEGUIDO PARA YO SEGUIRTE A TI

SALUDOS DESDE : http://mimundoeres-tu.blogspot.com/

José Díaz Echeverry dijo...

suena como si lo dejaras ir pero aun pareces estar aferrada a la esperanza... muy buen blog

saludoS!